Síguenos:

¿Por qué unos días te ves feo y otro guapo?

Belleza y estetica¿Por qué unos días te ves feo y otro guapo?

¿Por qué unos días te ves feo y otro guapo?

En este artículo queremos adentrarte en unas de las preguntas que a veces nos hacemos, ¿Por qué unos días me veo guapo y otro feo?, cómo cambia esta percepción cuando te miras a un espejo vs cuando te realizas una fotografía en tu propio móvil, la estética que utilizamos, la cultura y la sociedad en la que vivimos, como afectan los factores biológicos y las hormonas tanto en hombres como mujeres y otros factores subjetivos como la comparación que surge al exponernos con gente que consideramos más atractiva que nosotros.

 

son los factores biológicos y las hormonas tanto en hombres como mujeres y otros factores subjetivos como la comparación que surge al exponernos con gente que consideramos más atractiva que nosotros

Tenemos múltiples factores que intervienen en la percepción de porque unos dias me veo feo y otros guapo, multiples factores en la percepción física que tenemos sobre nosotros mismos y nuestra fisionomía en general, es decir, nuestro aspecto externo, como somos.

Como somos, es decir, nuestra fisionomía, es indiscutible, aunque luego existan otros factores para que nos sintamos más cómodos con nuestro aspecto externo.

mujer atractiva
mujer guapa

La estética en hombres y mujeres

A través de la estética: Como nos maquillamos (en el caso de las mujeres), como hidratamos nuestra piel, como nos tapamos algunos “defectos” en la piel como son algunas líneas de expresión, arrugas, manchas, granitos o marcas, o nuestro corte de pelo ¿Cuántas veces hemos escuchado que el corte de pelo de una mujer o un cambio radical en éste, es un cambio de transición o final de una etapa, o una forma de empoderamiento y seguridad?

El cabello en una mujer, es un factor muy importante y que afecta  a que en unos días te veas guapa y otros no, así mismo cuando una mujer se corta el cabello, suele mostrar al mundo que corta por lo sano sobre algo (su pasado, algún desengaño amoroso o la necesidad de reinventarse) luciendo así un aspecto más agresivo y rompedor, y transmitiendo seguridad y confianza.

Para los hombres, el cabello también es muy importante, de hecho según estudios, la caída capilar en algunos hombres, tiene un importante impacto psicológico, afectando su autoestima o no viéndose tan atractivos ya que en la sociedad actual, el pelo, se ve un factor de juventud y vitalidad, pues una de las características visuales más destacadas de perderlo, es precisamente hacerse mayor. Indudablemente es un factor en los hombres para verse unos días guapo y otros no.

La barba para el sector masculino, también es muy importante, pues según estudios psicológicos, la mayoría de la gente relaciona la barba con una señal de respeto, poder adquisitivo y seguridad. También es cierto que para que una barba luzca bonita debe tener una perfecta higiene y estar perfectamente recortada y arreglada, ya que si no podría dar un aspecto más desaliñado.

dias atractiva

Medio de percepción, espejos vs fotografías

Como nos percibimos en un espejo, es muy diferente a como nos vemos en fotos. El medio donde nos veamos también influye en porque unos días nos vemos guapos o otros no. 

De hecho, la mayoría de las veces nos vemos mal en las fotos porque la cámara capta imperfecciones más marcadas que las que nosotros estamos habituados a ver en el espejo, también tiene que ver el ángulo desde donde se toma la fotografía y la obsesión por los “selfies”, sacarse 100 selfies al día para decidir cuál es la que más te gusta para subirla a una red social y compensar así, la falta de autoestima y tratar de que los demás perciban en ti una falsa seguridad.

Según Robert Zajonc, psicólogo social estadounidense, el ser humano se rige por el principio de familiaridad, es decir, nos gusta la imagen que estamos habituados a ver. Con una exposición repetida, aumenta el grado ante un estímulo. Debido a este principio psicológico, nos gusta la imagen que vemos de nosotros mismos en el espejo, desde la altura de nuestros ojos y con las proporciones más fieles a la realidad con un feedback inmediato. 

el ser humano se rige por el principio de familiaridad, es decir, nos gusta la imagen que estamos habituados a ver.

Hoy en día, también tenemos muchos engaños en la autopercepción de nosotros mismos, por el uso masivo de filtros, tanto los que vienen en el propio móvil que pueden quitarte todas las imperfecciones y alisarte la piel para darte un aspecto más rejuvenecedor, como los llamativos filtros de Instagram, los cuales pueden cambiarte la cara totalmente.

El uso reiterado de estos filtros y habitual puede desorientarnos en nuestra percepción de vernos guapos o feos, nos hace creer que somos o nos parecemos mucho a esos filtros, cuando en realidad no somos como creemos que somos. Todos tenemos alguna, por más pequeña que sea, obsesión con algún defecto de nosotros mismos y lo que estos filtros hacen es alterar la realidad y nuestra propia identidad y percepción visual que tenemos de nosotros mismos. Estos filtros nos hacen parecer más guapos y guapas nos retocan los ojos, nos los cambian de color, nos hacen parecer más jóvenes, nos hace tener una nariz más pequeña y unos labios más gruesos, es decir, el canon de belleza más “visto” en nuestros tiempos, en por consiguiente ser más atractivo al resto de personas que nos ven.

Otros factores subjetivos

Hay otros factores subjetivos a la hora preguntarnos porque unos unos días nos vemos guapos y otros dias feos, es decir a la hora de percibir nuestra “guapura o belleza» muy interesantes que queremos contarte en este artículo

  • Como hemos dicho anteriormente, el canon de belleza dominante, es decir, lo que resulta atractivo y es más “común” en la actualidad.
  • Cultura racial de pertenencia, es decir, los rasgos más comunes, atractivos y “fiables” que reflejamos en otras personas de distinta etnia.
  •  Los gustos personales de cada uno. Esto es un factor totalmente subjetivo, ya que la belleza es relativa, y lo que a uno le puede gustar, a otro le pude disgustar. También aquí entra en juego la personalidad, hay gente que valora más el atractivo físico y otras personas valoran más la personalidad.

Todos hemos escuchado alguna vez, “esta persona tiene una personalidad tan bonita que ahora, hasta me parece más guapa”, y esto es una realidad, pues una persona honesta, entusiasta, con humor, positiva, empática y agradable en general, llama mucho la atención.

Factores biológicos

El factor biológico también juega un papel importante en porque unos días me veo guapo y otros no, afecta a ambos géneros, tanto en mujeres como en hombres y se debe a las hormonas.

La belleza de las mujeres depende de la fase del ciclo menstrual. Según estudios científicos, los rostros de las mujeres son más bellos y atractivos cuando están en plena ovulación, es decir una semana o dos después del periodo menstrual, es decir una mujer se verá a si misma más guapa cuando se encuentre en su periodo fértil. Esto fue demostrado con un experimento donde se les pidió a un centenar de hombres que identificaran rostros bonitos de mujeres y casi todos coincidieron en las fotos procedentes en la fase de ovulación no durante o días antes del periodo menstrual, donde las mujeres se sienten más cansadas, su color de piel es más pálida, suelen aparecer ojeras o algunos granitos propios del periodo.

Esto concuerda perfectamente a como se sienten las mujeres con su propia percepción de belleza, ya que ellas mismas, no solo los demás, también se sienten menos atractivas o dirían que esos días se ven feas cuando se encuentran en el periodo menstrual, ya sea por su propio atractivo o por cómo se sienten, ya que las hormonas femeninas también afectan a la personalidad y al estado anímico de la mujer.

dias guapa
por que no me veo guapa

Con respecto a los hombres, la testosterona (la hormona masculina) juega un papel importante, ya que según estudios canadienses, los hombres con altos niveles de testosterona se sienten atraídos por mujeres con poca mandíbula, ojos grandes y cejas altas.

Sin embargo, altos niveles de testosterona, pueden percibirse en la mujer respecto al hombre con factores no del todo positivos, pues los perciben más duros, agresivos y dominantes pero esto no le gusta a la mujer y en consecuencia, no se sienten más atraídas por ellos. El mito de que la mujer siempre se siente atraída por un “macho alfa” no es del todo cierto.

Tanto para un hombre como para una mujer, hay similitudes, ya que nos parecen más o menos atractiv@s según nuestra percepción visual, claves visuales sutiles como la forma de mirar, claves en la voz (graves, agudas, más afeminadas…) y claves olfativas (las mujeres y los hombres desprenden un olor diferente dependiendo de la cantidad de sus hormonas).

Factores contextuales/subjetivos

Los factores contextuales identificativos son por ejemplo la exposición a otra gente guapa y atractiva, ver en la calle a otra gente más guapa que nosotros, puede trastocar nuestra propia percepción en cuanto a la guapura y reducir esa percepción del atractivo de uno mismo.

También esta percepción se ve alterada cuando nos comparamos con modelos de belleza masculinos y femeninos, esto puede alterar y desembocar en problemas más graves; comparación constante, ansiedad, depresión y retoques y cirugías estéticas asiduas.

En este plano podemos hablar de la dismorfofobia o trastorno dismórfico corporal, es un trastorno habitual pero poco tratado, ya que es bastante subjetivo y relacionado con un trastorno mental.La persona que lo padece piensa y siente que tiene un defecto físico más grave de lo normal y que a priori puede tratarse de un “defecto muy poco significativo” o incluso puede llegar a imaginarlo. Las personas que lo padecen suelen mantenerlo en secreto o recurrir a la cirugía, por eso los médicos no pueden decir con exactitud cuántas personas padecen este tipo de trastorno.

no me veo atractiva

Las preocupaciones más recurrentes  cuando una persona se ve fea suelen ser las que tienen que ver con la nariz, la boca o el pelo (como hemos apuntado anteriormente en cuánto al canon de belleza), incluso en el caso de las mujeres, aumentar el tamaño de sus pechos. Las causas más significativas suelen ser una baja autoestima y la presión del entorno y lo que refleja la sociedad como atractivo, un sesgo muy dañino y peligroso.

Tanto que surge un desbalance y una retroalimentación entre verse y sentirse bien con el propio cuerpo. Hay datos que apuntan que estos problemas se dan más en mujeres que hombres jóvenes, debido a la necesidad de sentirse bellas, admiradas y aceptadas por los demás.

La dismorfofobia como hemos apuntado es un caso más grave, pero en general y como consejo, no debemos mirar hacia fuera y los cánones de belleza perfectos porque no existen, muchos actores y actrices que tenemos de referentes en nuestro subconsciente son personas más o menos atractivas que nosotros, algunos poseen retoques estéticos, se maquillan, poseen una indumentaria perfecta, incluso sus fotos de catálogo están editadas por profesionales.

¡Quiérete y nunca creas en todo lo que ven tus ojos!

Tu centro de estética de confianza en Madrid

Instagram