Síguenos:

Radiofrecuencia corporal

Radiofrecuencia corporal

La radiofrecuencia corporal utiliza un flujo de electrones entre dos polos, produciendo un efecto térmico en la zona a tratar para aumentar la producción de colágeno. Los beneficios de la radiofrecuencia corporal son tan buenos que se logra una auténtica lipoescultura sin necesidad de pasar por el quirófano.

La radiofrecuencia corporal es uno de los tratamientos de medicina estética más efectivos para mejorar el aspecto de la piel. Consiste en la aplicación de ondas electromagnéticas que estimulan la circulación y la formación de colágeno. De tal manera que la zona donde se aplica recupera elasticidad, desapareciendo las imperfecciones como la celulitis o la flacidez.

Tratamiento por sesiones

49
Por sesión

✓   Primera valoración gratis

✓   Revisiones incluidas

✓    Aumento atractivo femenino

✓    Nº Sesiones: Según paciente

✓    Duración sesión: 20 minutos

✓    Resultados visibles: 2 a 3 semanas

✓    Recuperación: 2 a 3 días 

✓    Anestesia: si, local

✓    Sin cirugía

 

Radiofrecuencia corporal antes y despúes

Radiofrecuencia corporal antes y despues

Radiofrecuencia fraccionada

Radiofrecuencia de ultima generación con resultados superiores a la radiofrecuencia tradicional

radiofrecuencia corporal

Radiofrecuencia corporal más efectiva

Nuestro aparato de radiofrecuencia corporal la realiza fraccionada, mucho mas efectiva que la radiofrecuencia tradicional (o de superficie) consiguiendo llegar a las distintas capas de la piel con profundidad, incidiendo en aquellas capas más debilitadas y castigadas.

Esta especialmente indicada para tratamientos en el abdomen, cintura, piernas y glúteos.

s

Beneficios de la Radiofrecuencia

Mejora la circulación sanguínea

Favorece el drenaje linfatico

Aumenta la produccion natural de colageno y elastina

Contribuye a eliminar la celulitis

Moviliza grasas localizadas

Preguntanos tus dudas!. Contestaremos lo antes posible

    Con la radiofrecuencia corporal se logra una auténtica lipoescultura sin necesidad de pasar por el quirófano. Se termina con problemas como la grasa, la celulitis y al flacidez .En la primera consulta gratuita nuestro medico hará un valoración de estado de tu piel y establecer el numero de sesiones necesarias para conseguir los mejores resultados

    El tratamiento de radiofrecuencia corporal se aplica mediante un cabezal que se mueve sobre la zona de la piel que se quiera regenerar, A través de esa pieza se transmiten aplica ondas electromagnéticas de alta frecuencia que calientan de forma controlada las diferentes capas de la piel.

    Lo que estimula la formación de colágeno nuevo, favorece el drenaje linfático y mejora la circulación de forma natural. Todo esto permite que se regeneren las fibras, con lo que la piel recupera elasticidad, y los adipocitos, de modo que se elimina o atenúa la celulitis.

    La radiofrecuencia corporal es un tratamiento sencillo e indoloro. La duración de cada sesión es, aproximadamente, de 30 minutos para los brazos y de alrededor de 60 minutos para glúteos y muslos.

    Cualquier momento del año es ideal para someterse a la radiofrecuencia corporal, dado que es un tratamiento no invasivo, si sentimos que nuestra piel comienza a estar flácida o pierde su brillo, la radiofrecuencia nos ayudará increíblemente a combatir esos efectos en la piel siendo uno de los tratamientos más efectivos para ver resultados de forma prácticamente inmediata todo ello sin el riesgo que supone pasar por un quirófano.

    La radiofrecuencia corporal no ofrece resultados inmediatos, por lo general hace falta aproximadamente un mes para que las mejorías empiecen a ser visibles, no obstante dependerá del estado de la piel de cada persona y de su genética, ya que en algunos casos lo resultados visible se podrán apreciar antes.

    Las sesiones de radiofrecuencia corporal suelen duran entre 30 minutos y 60 minutos. Al principio del tratamiento, estas sesiones se tendrán que realizar una vez por semana. Pero conforme avance el tratamiento se podrá ampliar esa frecuencia a una vez cada 2 o 3 semanas. En numero total de sesiones será en función de las necesidades paciente y bajo valoración medica..

    La radiofrecuencia corporal es un tratamiento sencillo e indoloro, no obstante inmediatamente después de la aplicación de la radiofrecuencia corporal pueden aparecer algo hinchazón o irritación en la piel sobre la zona tratada. Es algo habitual  que ocurra por lo que no debemos preocuparnos ya que irán desapareciendo con el paso de las horas. sin mayores consecuencias

    Las personas que más beneficios obtendrán con la radiofrecuencia corporal son aquellas que tengan celulitis,  flacidez en la piel del cuerpo o incluso mala circulación sanguínea.

    Sin embargo, es un tratamiento estético que no está recomendado para todo el mundo. En especial lo deben evitar mujeres embarazadas o en periodo lactante y personas con marcapasos, enfermedades cardiovasculares graves o sobrepeso.

    En cualquier caso, para estar seguro de que este tratamiento es el más adecuado para ti puedes consultarnos gratuitamente y haremos un valoración de tu caso sin coste alguno para ti.

    Una de las cuestiones que más se preguntan las personas que se van a someter a un tratamiento de radiofrecuencia corporal es si deberán tener algunos cuidados especiales después de la sesión. Lo cierto es que una de las ventajas que presenta esta técnica es que se puede volver a la rutina cuando concluye.

    Sin embargo, para evitar complicaciones y también para lograr los mejores resultados, debes tener en cuenta estas recomendaciones:

    • No te alarmes si la piel está enrojecida al concluir la sesión, el efecto desaparecerá en poco tiempo.
    • Evita exponer la zona tratada al sol y si lo haces, utiliza un factor de protección alto.
    • En algunos casos, tu médico te puede recomendar la toma de colágeno por vía oral, la razón es que mejora los resultados que se obtienen.
    • Es fundamental que hidrates la piel que se ha tratado con frecuencia.
    • También es importante que te hidrates por dentro, por eso, debes beber al menos dos litros de agua cada día.
    • En ocasiones, el médico recomendará el uso de una faja de compresión en la zona.

    Además de todos estos consejos, sigue cualquier otro que te haya dado tu médico. Por supuesto, si tienes alguna duda al respecto a la radiofrecuencia corporal no dejes de comentársela. La flacidez es un problema que afecta a un gran número de personas, pero por fortuna tiene solución. Por eso, ponte en contacto con nuestro equipo y te ayudaremos a descubrir que la radiofrecuencia corporal es la técnica que necesitas.

    Como has visto hasta ahora, la radiofrecuencia corporal te ayudará a eliminar la flacidez, también a mejorar el tono de la piel y a eliminar grasa acumulada. En general, mejora el aspecto de la piel a todos los niveles y puede contribuir a conseguir un vientre plano.

    Aunque la radiofrecuencia corporal puede tratar la flacidez de forma aislada, en muchos casos complementa a alguna dieta para perder peso. La razón es que es clave para evitar que la piel se quede descolgada al reducir el volumen corporal.

    Es un tratamiento adecuado tanto para hombres como para mujeres. En este último caso, se recomienda esperar un tiempo después de dar a luz. Es algo que tendrás que comentar a tu médico, ya que más adelante sí es un tratamiento perfecto.

    Es posible que lleves un tiempo a dieta y hayas conseguido unos resultados espectaculares respecto a la pérdida de peso. Sin embargo, puede que haya zonas de tu cuerpo en el que no logres reducir la grasa localizada o que notes que la piel ha perdido tono y está flácida.

    Cuando esto ocurre, la radiofrecuencia corporal puede ayudarte a mejorar el aspecto de los glúteos, los muslos y las cartucheras. Notarás que en poco tiempo tu piel luce mucho mejor y desaparecen la grasa, la celulitis y la flacidez.

    Con el paso de los años la piel va perdiendo flexibilidad como consecuencia de la cada vez menor presencia de colágeno y de una peor circulación sanguínea. Esto hace que las capas que componen la dermis tengan menos capacidad para regenerar las fibras. Lo que provoca flacidez.

    Asimismo, ese deterioro también afecta a las células que componen la piel, como los adipocitos. Estos son los encargados de distribuir de forma uniforme la grasa por la superficie subcutánea. Por lo que, cuando comienzan a fallar son incapaces de repartir correctamente la grasa y aparece la celulitis.

    Por eso, podemos decir que la principal causa de la aparición de flacidez es el envejecimiento natural de la piel, pero además tiene otros motivos que pueden ayudar a acelerar el proceso, son estos:

    Embarazo y lactancia: Es muy habitual que durante el embarazo y la lactancia la piel se dé de sí y cause que al terminar ambos periodos aparezca la flacidez. Aunque en ocasiones no se puede evitar, si se hidrata bien la piel durante ese tiempo, es menos probable que tengas este problema.

    Cambios hormonales: Los cambios hormonales que se dan durante el embarazo o en la menopausia también se relacionan con el hecho de que la piel pierda firmeza.

    Pérdida o ganancia de peso: Cuando cambias de peso rápidamente, es posible que aparezca flacidez en tu piel. Sobre todo, sucede cuando se adelgaza, ya que el efecto es que quede algo de piel sobrante, que no tiene firmeza.

    Dieta: La dieta también puede incidir en la aparición de flacidez. Por eso, debes incluir alimentos que te aporten proteínas y disminuir la ingesta de grasa e hidratos de carbono.

    Alcohol: Debes consumir alcohol siempre de forma muy moderada si quieres que tu piel tenga un buen aspecto.

    Tabaco: Además de otros efectos perjudiciales para tu salud, el tabaco también contribuye a que tu piel esté flácida.

    Sol: Cuando tomas demasiado el sol y lo haces sin protección, tu piel se deshidrata y es más probable que esté flácida.

    Vida sedentaria: La vida sedentaria provoca que tu piel pierda tono, algo que conlleva que tarde o temprano tu piel sufra flacidez.

    El colágeno es una proteína presente en nuestro organismo que genera nuestro propio cuerpo. Existen numerosos tipos de colágeno según sus funciones, pero principalmente contribuye al reforzamiento de los huesos, promueve la curación del área dañada después de sufrir una lesión y permite que tanto la piel como los tendones se estiren.

    A partir de los 30 años, la producción de colágeno de nuestra piel se ralentiza, por lo que muchas personas optan por reforzar un poco la presencia de esta sustancia en la dermis mediante diferentes métodos ofrecidos por la medicina estética.

    La base en la que se sustenta el tratamiento de radiofrecuencia corporal es la estimulación y la producción de colágeno en el organismo a través de la subida de temperatura de nuestra piel.

    Gracias a este efecto térmico, la piel produce un aumento del colágeno en la zona elegida que renueva la tensión en el tejido tratado y da como resultado la reducción de la flacidez, lo que devuelve un aspecto mucho más rejuvenecido.

    Servicios relacionados

    Eliminación de varices en Madrid
    Quitar varices
    Quitar arañas vasculares en Madrid
    Quitar arañas vasculares
    Tratamiento de drenaje linfático
    Drenaje linfatico
    Quitar estrías con láser en Madrid
    Quitar estrías

    Tu centro de estética de confianza en Madrid

    Instagram